El fetichismo forma parte del apetito sexual y es sin duda el complemento ideal a las fantasías sexuales y, aplicado al mundo del sexo consiste en sentir atracción sexual hacia una determinada parte del cuerpo, una práctica concreta o incluso un objeto que represente dicho apetito sexual.

Existen muchos tipos de fetiches, todos ellos distintos y aunque algunos puedan parecer chocantes a primera vista lo cierto es que para aquellas personas que los disfrutan proporcionan una gran fuente de placer que de otro modo no podría alcanzarse. Existen muchos tipos de fetiches y en muchos casos estos encuentran representación en el mundo del sexo de pago a través de servicios específicos que ofrecen las escorts profesionales mientras que en otros casos resultan más difíciles de encontrar pero siempre es posible es posible encontrar respuesta a cualquier fetiche si se busca lo suficiente.

Seguramente el fetiche más conocido sea el fetiche de pies o todos aquellos relacionados con el BDSM, práctica en la que se utilizan todo tipo de juguetes que son objeto de algún fetiche, pero lo cierto es que si lo que se busca es satisfacer este tipo de fantasías la opción más segura es la de acudir a webs de contactos eróticos como Hott Escorts en las que poder conocer a señoritas de compañía que ofrezcan todo tipo de servicios relacionados con fetiches de una u otra clase, para que nunca una fantasía pueda quedarse sin cumplir.