De un tiempo a esta parte lo cierto es que los servicios de prostitución y sexo de lujo se han convertido en algo cotidiano, una servicio que utiliza mucha gente aunque a algunos todavía les asuste admitirlo en un entorno público. Pero la verdad es que las escorts profesionales o señoritas de compañía ejercen una profesión como otra cualquiera, por lo que no es cosa extraña encontrarnos con que deben gozar y de hecho gozan de los derechos laborales normales además de algunos extra por tratarse de un caso particular en algunos aspectos.

En primer lugar es importante conocer que ejercer la prostitución en España es totalmente legal si se hace de manera voluntaria y consciente, buscando de este modo erradicar mafias o negocios ilegales de cualquier tipo de modo que cada escort ofrezca sus servicios a terceros sin ser coaccionada u obligada por cualquier tipo de organización. Surgen de este modo las agencias de representación o agencias de escort de lujo que ofrecen sus servicios a las señoritas en cuestiones de representación y gestión de agenda, tramitando sus posibles servicios y encargándose de incluir sus anuncios en páginas web de contactos de lujo como puede ser Hott Escorts.

Es importante saber que las escorts profesionales son trabajadoras normales y corrientes y como tales comparten todos los derechos laborales habituales, siendo necesario el trato respetuoso y correcto cuando se contratan y se disfrutan servicios sexuales de modo que se consiga un ambiente laboral propicio que aumente la satisfacción tanto de cliente como de trabajadora.